El encanto de cada arte

“Bienvenidos al Club Social y Emocional Prefiero Mi Arte, temporada cuatro, capitulo treinta y uno, programa ciento trece” comienza a escucharse bajo una gruesa voz que aparenta una formal locutora. Al terminar el saludo más serio de la noche suena Hell de Squirrel Nut Zippers y empieza la fiesta en el Centro Cultural Casa de Pepino.

A cargo del micrófono principal se destaca la famosa conductora de radio “Tita Costamagna” a quien no le gustan los números pero si las redes sociales, detesta tanto sentirse obligada que le gusta ausentarse en los eventos cuando no tiene ganas y está en contra de las agrupaciones militantes hasta que le toca ser parte de una. Pero lo que más la caracteriza es su facilidad para sonreír; la comunicadora de ojos verdes se ríe entre frases haciendo caso a su espontaneidad y familiaridad con el grupo.

Marcos, el co conductor está recién afeitado y huele a after shave. Hoy decidió optar por los resúmenes y las cuestiones de sentido existencialista preguntándose “cuán pelotudo hemos sido en este año” para proponerse para el 2016 “ser menos pelotudo” ya que “la pelotudez propia, afecta a la pelotudez ajena”.

Amable y tranquilo, se encuentra fuera de la mesa Alvaro no comenta mucho ya que pone todos sus focos en operar esta joya radial.  Lo único que comenta es que este verano opta por irse a Perú “hasta quedarme sin plata.”

Cuando un invitado llega a esta mágica estación, Silvi te dice en voz baja: “Vos disfruta, relájate y pasala bien”. Responsable, cariñosa y fresca, ella es la encargada de organizar el programa, encuadrar cada bloque y ponerse “mala” cuando no le hacen caso. Si no fuera por esta flor de productora el programa duraría unas 5 horas (o más).

Los invitados de la noche somos varios, los más numerosos son los que ocupan el ámbito de “Cultura” de esta edición. A la altura del programa y su último capítulo 2015, los visitantes de lujo hoy son Los Caligaris. Aunque en realidad son 12 los “muchachos de barrio” que hace casi 20 años contagian su buena onda a todo el mundo, hoy tenemos la suerte de estar con cuatro de ellos.

Al cantante Caligari le gusta que lo aplaudan, así que, para él, el aplauso es doble. Daniel, alias “Raul Sencillez” se conforma con lo que hay, no le gusta sacar fotos pero si que le saquen, le molesta que la gente esté con sus celulares en los recitales, “lo importante es disfrutar del momento”. Se deja las pulseras de entradas puestas “hasta que se le salga” y, claramente, el humor es su fuerte.

Martin, el “mellizo de diferentes madres” de Daniel es de lo más simpático de esta velada; pese a que no hace tantos chistes como su hermano todavía se nota la facilidad para entretener que aprendió al crecer en un circo. Para que tengan en cuenta sus fans: al corista de la banda le gustan que las mujeres sean femeninas y que no fumen.

Juan es una de las voces y guitarristas de la banda, en la mesa se lleva el premio por mejor “pintor”. Su condición de músico no lo restringe del camino del arte, el sombreado de su conejo fue, lejos, el mejor.  Su percepción musical es admirable, puede distinguir cualquier nota en todo instrumento; su memoria, impresionante, se acuerda de cada detalle de sus giras, hasta del show que hicieron hace 10 años.

Mauri es, además de percusionista, encargado de la prensa y casi todas las redes sociales de Los Caligaris; aparentemente es el que menos comenta pero “el único que trabaja” según sus compañeros.

El fotógrafo invitado es Nicolás Bravo. Al fotoperiodista de Dia a Dia le da vergüenza que le aplaudan, pero sus fotos merecen ovación. Además de destacarse en el arte de fotografiar, Nicolás es un fanático del heavy metal y un nato recomendador de películas, series, discos y canciones.

Martin Rinaldi, “el que llegó tarde” y se desilusiona si solo hay agua, parece serio hasta que suelta sus salidas al estilo “Vine solo para sentarme al lado de alguien que le dijo a Cacho Castaña que lo amaba”. El periodista de los SRT es militante del asado pero no trata de convencer a ningún vegano, al contrario, le gusta la gente que decide por sí sola. El prensa de la noche es honesto en sus opiniones y tiene fundamentos para opinar sobre cualquier tema de actualidad.

Julia Barrandeguy, más conocida como La Eventera, también forma parte de esta familia de Prefiero Mi Arte, es que esta agitadora cultural es un símbolo de Córdoba. Hoy, Juli, se encuentra feliz entre nosotros presentando su agenda y sugerencia del dia.

Como en Casa Pepino están todos invitados, esta noche se encuentra en la tribuna Julieta, “una bomba” que vino a acompañar a su Caligari.

Y, por último, quien escribe, la responsable de transmitir en palabras la esencia de esta familiar y cálida “última cena” de la cual, claramente, se puede resumir en “la” frase de la noche: “El mejor sentido es el humor”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s